masajista-erotica-olga-madrid-25

Masajista Tántrica en Madrid – Masaje Tantra Madrid

Nuestra agencia de masajes eróticos se enorgullece de tener a las más bellas y mejor preparadas masajistas eróticas en Madrid. Nuestro proceso de selección es muy exigente, del mismo modo que lo son nuestros clientes, lo que da como resultado una masajista erótica Madrid preparada para todo; chicas sensibles, despiertas y aventureras que se sienten bien realizando masajes eróticos, sintiéndose objeto de deseo y fuente de placer.

Hoy entrevistamos a Olga, masajista erótica Madrid con gran experiencia en el arte del masaje tántrico y con predilección para el masaje en hotel.

Nuestros clientes quieren conocerte, cómo te definirías

Soy una persona muy pasional. Activa y fogosa. Ejercer como masajista erótica me encanta, es la excusa perfecta para tocar y sentir otros cuerpos. La idea de que mis manos puedan aliviar e incluso sanar dolores me reconforta. Soy de carácter muy abierto, siempre estoy ahí para echar una mano a quién lo necesita (sonríe).

¿Cuándo empezaste a hacer masajes eróticos?

Considerando lo que es ahora mi profesión, no deja de ser curioso que el primer masaje erótico que di a un chico fuera precisamente en una habitación de hotel. Realmente no fue todo lo placentero que debería haber sido creo yo (ríe), pero el Sol de Valencia se había cebado con nosotros aquel día. Debo decir que desde ese entonces he mejorado mucho, tomé clases y tengo muchas sesiones a mis espaldas. Si ese chico supiera lo que soy capaz de hacer ahora… (sonríe).

Qué es lo que más te atrae de ser masajista erótica Madrid

El tacto de mis manos y todo mi cuerpo con la piel ajena. Es una sensación que me excita y me hace sentir bien. Especialmente me gusta cuando ofrezco mis masajes tántricos en los mejores  hoteles de Barcelona. Un cuerpo distinto requiere de una situación distinta. No sé. Quizá aún tenga en el subconsciente esa primera vez.

¿Cuáles son los masajes eróticos que más te gusta ofrecer?

El lugar creo que ya ha quedado suficientemente claro, ¿no? (ríe); masajes en hotel y a poder ser que sean masajes tántricos. En ésos la sexualidad es el pivote sobre el cual gira todo, pero al mismo tiempo se masajea con sutileza, como aguardando el momento. El ambiente que me ocupo de crear y la conexión que establezco con el cliente, bien sea masaje para hombre, masaje para mujer o para parejas, es especial. ¿Me permitís utilizar la palabra mágico? (sonríe).

¡Por supuesto!… Olga, ¿podrías dirigirte a nuestros lectores y decirles qué obtendrán con un masaje erótico Madrid hecho por ti?

Como masajista erótica mi deseo y deber es ofrecer placer a los clientes que me elijan. Tengo gran experiencia y me desenvuelvo bien en todo tipo de situaciones, los masajes en hotel me gustan especialmente, pero me adapto a lo que deseen.

Aunque yo mande en su cuerpo, ellos eligen qué quieren y hasta dónde. Soy muy flexible (ríe).

Terminamos Olga. Un placer tenerte en plantilla como masajista erótica Madrid

Conmigo el placer es siempre del cliente (sonríe).